La Banda Oriental

Cerré mi verano con un viaje al Uruguay, fueron cinco días resumidos en fotografías, playa y un buen fernet. La compañía fue el condimento clave para hacer de este retiro un poco más jugoso. Mi hermana de un lado y mi prima del otro, entre las tres armamos un buen grupo humano, una suerte de “sandwichito” idílico, de esos por los que uno para en la ruta para llenar el tanque y seguir camino. Sin dudas, fue la primera de muchas escapadas juntas y sin dudas, recomiendo hacer algo así con la familia. Algo sin supervisión de padres, algo no tan planificado pero armado con ganas y espontaneidad. Este tipo de salidas dan lugar a conexiones que no siempre surgen a pesar de la unión que la misma sangre nos da.

La sangre tira, pero siempre está bueno darle un empujón.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s