Stalker.

Stalkear: Palabra tomada del idioma inglés y adaptada al castellano. Verbo de la primera conjugación. Por esas ironías dentro de este grupo también aparecen amar, besar, abrazar, garchar, confiar (por sólo nombrar algunos). Mucho se pone en juego al momento de stalkear. Desde la dignidad, continuando con el estado de ánimo y siguiendo con el tiempo invertido. ¿Qué se hace con esa información que uno encuentra? Ojos que no ven corazón que no siente, dicen. El que busca encuentra, dicen. Esta ambivalencia moral entre la sorpresa y la certeza que últimamente sólo genera problemas. Por lo pronto mi abuela se disfrazó para seguir a mi abuelo una tarde hace muchos años. Después de tomar unos mates y cebar unas cuantas dudas agarró un piloto, gorro y gafas. Antes no sólo se ponía en juego la dignidad, el ánimo y el tiempo sino que también, el cuerpo. Mi abuelo descubrió a mi abuela, unas cuantas cuadras atrás, se rieron de lo ridículo de la secuencia policial en la que se vieron envueltos. Una mala caligrafía en un papel mal cortado había sido el detonante. No me quiero imaginar lo que podría haber hecho mi abuela por un “me gusta” desafortunado.


Un uso responsable del stalkeo, prudente y elegante, donde se acompañe a la curiosidad inquieta, puede resultar un consuelo para los que nos declaramos profesionales en el arte del espionaje digital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s